viernes, 30 de mayo de 2014

Cuando de pronto ese giro que inconsciente fuiste arando, pasa..... donde sin querer -más bien deseando que suceda-, ocurre... hay acomodos.

Va por ahí el estilito de las dos últimas semanas. Millares de pequeñas y atorrantes luciérnagas han poblado mi espalda baja, un montoncito de catarinas enchincharon el estómago tres, y cuatro días con hoy... (empero queda un par enamoradizo retorciéndome las tripas).
Luego un grupito de hormigas, de esas que uno cree inofensivas, y claro que no! esas mendigas, hicieron nido en el cerebelo... con escrupulosa persistencia, voy mitigando su marcha: árnica no falla.

Con este viernes presuroso, estoy sacudiendo sábanas, tirando tenis . Enmarcando mi rostro con dos fabulosos puentes, cuatro prendas imprescindibles y Un libro más! 

Después de los movimientos telúricos, vienen los acomodos, los asentamientos...

Respirar hoooondo, como en el cante jondo, modulando no solo la voz, sino las preguntas.
Hace un mes, me agobiaban, me quitaban tanto, que solo pendía de mis rutinas, como para no caer al lodo, o al abismo.

Abajo-arriba-Arriba, dentro-Fuera... 
Quebramos el huevo, mientras la piel se regenera, se pule, se engarza. Un par de deditos toqueteándonos, jugoseándonos, nos miran en el espejo: los que eramos, los que somos. 

Tenis nuevos, 
corazones rebosantes, 
campo intacto, 
mientras ella viene...








martes, 27 de mayo de 2014

En la palma una explosión de estrellas!!!

(Los dados cayeron)

Triunfo.

jueves, 22 de mayo de 2014

Divertimento...

La saciedad se compone de elementos que actúan en el cuerpo, mientras la cabeza quiere-pide-consigue más.
En el día a día, noche a noche, se masca el avance furtivo por conseguir lo que nos place.

Por ejemplo, las cosas con las que uno nutre el cerebro cansado, la vista opaca o el hambre matutina.

Hoy yendo al trabajo, venía a mi lengua el batido de chocolate con plátano que recién me había zampado. Un sol naranja fogoso pegaba en las sombras, mientras mi cabeza maldecía por no traer libro en la mano. Si. Se ha vuelto parte de mi armadura. Me sentí desvalida, incómoda. Estuve tentada a regresar a casa pero ya era demasiado tarde, a mitad del parque la misión está perdida.
Debido a mi torpeza, el instinto me guió a la observación. En esta desmedida comepranez que muerde la que me vive, conseguí atrapar el olor a lavanda, el jadeo de un labrador correteando su pelota, la mota de dos preparatorianos que a sorbos compartían la tarea, el hedor del camión de basura en el semáforo.

.................

La caminata hasta el metrobus es concertadamente impredecible. Sobre Insurgentes al fin han rehecho la banqueta y los zapatos no han quedado polvorosos. (Cruzando la avenida, en la estación vuelve el malestar: sin libro).
Me senté. Por la ventana la indagación. Autos, puentes. Los puentes. Dos al menos contienen indigentes. Cruelmente hace meses los nombré "hobbits urbanos", viviendo en un hoyo bajo las pasarelas vehiculares (Demonios! qué correcta soy). Acto seguido, me arrepiento del término, me repruebo por milésima vez. (Sorpresa! cada día van siendo más suyas esas tierras. En cuestión de segundos enumero: dos guacales más tres de antier, una lona azul suple la negra, doble de trapos y un sillón raído).

Estación tras estación, en el espacio de mujeres se saturan las papilas olfativas. Demasiados aromas (qué bueno que el mío es floral). 
Destino Estación Indios Verdes. Luego al metro. Caminar de la letra Salida T hasta la A. Subir escaleras. Tomar microbus. Reflexión:  voy en escampada del DF, atravesando la frontera al Estado de México. Qué lejos el trabajo! aaaaaaaah se miran los cerros preciosos y en su cúspide nubes enroscadas. Son 7:45 de la mañana.
Pasando las pausas habituales del sube y baja gente, llego a mi plaza. Expectante toco el timbre. Respiro hondo. Junta Importante, Ha iniciado el día-labor. 

...............

Cuatro horas y media después, este texto...
Mmmmmmh
¿Y mi libro? Maldita sea! por no traerlo ando pensando y escribiendo puras pendejadas!

Risas contenidas. No todo es literariamente hablando, brillante.








miércoles, 21 de mayo de 2014

"Si tuviera que hacer un resumen final, diría que el problema fue éste: toda mi vida busqué el conocimiento, pero lo busqué fuera del tiempo, y el tiempo se tomó venganza sucediendo en otra parte. Es por eso que la experiencia  no me enseño nada (el asunto de la Luna), y el conocimiento quedo en un plano alucinatorio. Y ahora descubro que ese plano también se expulsa; se pliega, desaparece..."

César Aira. 18 de julio de 1999.


Grande!


Comprobado ♥ ♫ ♪


martes, 20 de mayo de 2014

El tic-tac...


Desplazándose a sus anchas....


(habría que contar una historia de hombres grises...)


«El que espera, desespera»; yo diría más bien «El que espera, se engaña»: lo que espera ya empezó, a veces ya terminó. Ésa es la condición del presente.
César Aira. Cumpleaños.


"Es mi libro de cama, 
y a pocas cosas se es más fiel....
te imaginas ¿que te lo quitaran?"

Juan Burgaña


Qué concepto más dócil, inmaculado, pulcro.
Cada vez que echo ojo a mi buró, ahora me acompaña la frase....
En la intimidad, donde bostezan mis libros y esperan avivarse para ser lo que quiero que sean,
corretea la lealtad.

Como si no bastara, aquí tu ronca carcajada, y no me equivoco.
Gracias por el legado de tus certezas, y tu alegrísimo humor.

Por y En la lectura de la que fue y ahora es....


Salud!



lunes, 19 de mayo de 2014

Libros en el brazo izquierdo, bolso en el derecho. El brincoteo azaroso del transporte.
Sin sentarme en todo el trayecto, enjugaba el regreso a ti.
El ansia punzante de no tenerte se mitigó con el primer beso, luego el segundo y el tercero. No hubo preámbulo: tu mano sujetó mis libros y el cansancio. La sonrisa lo complicó todo, me tiene enjaulada...
¿Seremos novedad del otro? el olfato es experto. No pienso en el final, solo en la primicia de tu risa. La persistencia de ella, y la indecible curiosidad de saberte, de gozarte.



viernes, 16 de mayo de 2014

Benedetti....


Las cosas perdidas...

Como en el País de las últimas cosas (by P. Auster), hoy caminando en la estación del metro bus, miré al suelo curiosa. Una manía que no he notado extravagante, más bien es un asunto de exploración, de hábito matutino, de recorrido visual.

Decía. En mi hurgamiento encontré tres fotos infantiles recién tomadas y un broche para el pelo denominado "catarina".
No me atreví a tomar el botín. Había prisa. Gente. Prisa. Vergüenza. Si, también suelo ser tímida en mis hallazgos.Me ocurre con frecuencia. Tropiezo con ellos y no me animo a raptarlos, a llevarlos del piso a la mano, de la mano al bolso. Posteriormente en privado, revisar el/los trofeo-s y decidir qué hacer con ellos. No es que los coleccione. No. Pocos de estos objetos extraviados permanecen conmigo. Uno de ellos la ballena purpurina de peluche que previo baño, se convirtió en el juguete favorito de mi Kitty.

Dilucidando, en mis dedos han rezado: ligas para el cabello, una muñeca divina del tamaño de mi pulgar, moneditas de 10, 20 y 50 centavos, un billete de 20 pesos, seguros de ropa, botones, aretes solitarios, pasadores, llaves... 

Este juego con la casualidad y el azar me embriaga la cabeza donde además de ser un animal indagador de banquetas, soy una contadora de historias. En el fondo, tengo fascinación por concebir un relato, explicación o fantasía para cada una de esas cosas perdidas....


jueves, 15 de mayo de 2014

A la caza del libro...


Echarme en la cama -con o sin ropa-, la luz precisa del buró, 
el número justo de tres cojines y medio para la espalda o un pequeño almohadón si voy boca abajo....
Té verde caliente de preferencia al lado, mis gatos ronroneando en distintas posiciones,
el silencio de la calle, los vecinos o la bomba de agua.
Por elección: una tardecita-noche templada.

Entonces soy la que lee, la que se quita la calma, la prisa, el filo, las dudas...
Soy la que hace de buzo en las letras, 
husmeando en los olores.
La que sorbo a sorbo desliza las hojas, 
acaricia ojos, bocas, paisajes...
La que se enamora, la que crece, se abruma, regresa, vuela y explora

la que lo sabe todo...


La lectora, comeprana llamada Bereniza.


Sin destiempos... ♥ =)


miércoles, 14 de mayo de 2014


Él,

me ata en pestañeos,
su artilugio canta
     entorno a mis senos...
 

Retozan hormigas por las mejillas

Es el entre-sueño...

  balcón abierto donde ésta serenata.



Los dados están girando...


Y con suerte, o sin ella 

          lo consigo! ♥

Decretado.

martes, 13 de mayo de 2014


mar en dulce calma...

Oblicuo tallo en alas crespas...
Al horizonte de un lecho aborregado,
mascullo todos los tiempos.



viernes, 9 de mayo de 2014

A puerto...


Desmelenada, con las piernas enjutas, desvío toda carga hasta la línea gruesa de la cabronez....

(Me sigue con ojos-caramelo, sonrío, llena mi copa. 
Ahí están mis palabras: a gajos, con piel y en huesos, lo demás en rojo).

jueves, 8 de mayo de 2014

martes, 6 de mayo de 2014